Bien sabemos que Japón un país que destaca por su gran desarrollo de tecnología, pues una vez más nos han dejado con la boca abierta.

Hace unos días pusieron en funcionamiento su nuevo tren bala: el N700S, que une las ciudades de Tokio y Osaka.

El N700S, cuya «S» significa SUPREMO, no solo se convierte en el más rápido, suave y silencioso, sino que también puede transportar a los pasajeros a un lugar seguro en caso de un terremoto. 

Foto: Central Japan Railway Company

Aunque su inauguración estaba planeada para que coincidiera con el inicio de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que debido a la pandemia fueron pospuestos para el 2021, la compañía japonesa «Japan Rail Pass» decidió poner el N700S en operación a partir del primero de julio.

El nuevo modelo de tren bala de Shinkansen, es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 360 km/h, récord que marcó durante una prueba de funcionamiento en 2019. Aun así, por seguridad se le ha puesto un límite de 285 km/h.

Una de las principales novedades de este nuevo tren bala, es que lleva con él una batería de iones de litio que han llamado «paquete de rescate». Gracias a esto, un tren afectado por un terremoto podrá seguir avanzando y llevar a los pasajeros a un lugar seguro. 

Foto: Central Japan Railway Company

El viaje es más tranquilo gracias a su nuevo sistema de suspensión activa que ayuda a absorber los movimientos del tren, así como un control automático mejorado y un sistema de frenado más fuerte para garantizar una parada rápida en caso de emergencia. 

En cuanto a la experiencia del pasajero, el tren posee asientos más cómodos, cada uno tiene una toma de corriente, la iluminación interior es más relajante, cada vagón cuenta con hasta 6 cámaras de seguridad, áreas de almacenamiento y lugar para guardar bicicletas. 

Foto: Central Japan Railway Company

Actualmente son cuatro las unidades del N700S que ya se encuentran operando, sin embargo, la compañía asegura que aumentarán hasta las 40 para el 2022.

¿Te gustaría transportarte en él?