El Comando de Contratación del Ejército de los Estados Unidos, anunció que GM Defense LLC, fue elegido para construir, desplegar y dar mantenimiento a los nuevos Vehículos del Escuadrón de Infantería (ISV en inglés) del ejército estadounidense.

Diseñado para proporcionar una rápida movilidad en tierra, el ISV es un ligero y ágil transporte de tropas todo terreno.

Esta destinado para transportar un escuadrón de infantería de nueve soldados por el campo de batalla.

El contrato por $214.3 millones de dólares para producir los vehículos ISV tiene el objetivo inicial de manufacturar 649 vehículos.

Estas piezas incluyen los amortiguadores de doble bobina Multimatic y los componentes de la suspensión Chevrolet Performance.


Todos los modelos estarán equipados por un motor Duramax turbo-diesel de 2.8 litros y 186 hp, además, contará con una transmisión automática de seis velocidades.

GM Defense impulsa el futuro de la movilidad militar.