La firma logró con éxito la implementación de protocolos sanitarios al interior de sus plantas en Puebla y Silao.

Al haber tomado más de 100 medidas de higiene, no ha habido contagios al interior. Teniendo éxito en la contención del virus en sus fábricas.


Por otra parte, el personal que se mantuvo en sus hogares, se presentó el fallecimiento de 17 personas.

A causa de eso, el Presidente y CEO de Volkswagen de México, Steffen Reiche, expresó sus más sentidas condolencias a las familias de los colaboradores que han perdido la vida:

«Lamentamos profundamente la pérdida de nuestros estimados colaboradores que lamentablemente enfrentaron la enfermedad sin poder recuperarse y a los que perdieron la vida por condiciones distintas al contagio»