GM de México ha puesto en marcha el programa que contempla medidas para cuidar la salud de los clientes, colaboradores y proveedores.

La iniciativa tiene la finalidad de preparar los vehículos, áreas administrativas, pisos de venta y centros de servicio para prevenir contagios de COVID-19.

«Para General Motors la seguridad de nuestros clientes y colaboradores es lo más importante.», comentó Juan Carlos García Salvadores, Vicepresidente de Ventas, Servicio y Mercadotecnia de GM de México.

Medidas

Colocación de un marbete en el espejo retrovisor y un sello en la puerta del conductor de cada vehículo para indicar que fue sanitizado.

Incremento de la frecuencia de limpieza de todos los puntos de contacto en las instalaciones.

Limpieza de las pantallas táctiles, tabletas, teléfonos fijos, dispositivos biométricos para la toma de huellas dactilares y otros objetos empleados durante el proceso de atención.

Reservación de citas para mayor control de la cantidad de personas que asisten.

Implementación de una entrevista rápida a los clientes al llegar a las instalaciones y toma de temperatura.

Colocación de tapetes sanitizantes y disponibilidad de cubrebocas, gel desinfectante, protectores faciales o lentes de seguridad, termómetros digitales de distancia, cofias y otras medidas de protección y cero contacto, para visitantes, proveedores y colaboradores.

Realización de pruebas de manejo limitadas a dos personas.

Monitoreo diario de la salud de colaboradores e implementación de un plan para el manejo de personal con sospecha y confirmación de COVID-19.

Ventilación adecuada de espacios.