Mazda Motor Corporation ha comenzado a distribuir protectores faciales médicos a personal del sector salud, adaptados para pacientes con COVID-19 en Hiroshima.

 La producción de los marcos de las caretas comenzó el 25 de mayo de este año y se combinará con una película protectora fabricada por Ishii Hyoki Co., Ltd. para lograr una careta médica completa.


Estos protectores también se usarán en las instalaciones afiliadas de Mazda como en las de la propia marca.

Implementadas especialmente aquellas en las que es difícil asegurar una distancia social adecuada.

Las caretas están creadas de polipropileno, un material que usamos para fabricar las fascias de nuestros vehículos, este escudo ofrece durabilidad y una buena capacidad de ajuste.

Cuentan con un diseño que les permite unir una correa de goma al protector facial la cual es posible ajustar según las preferencias del usuario.