Independientemente de que sea un compacto, un SUV, un sedán o un deportivo, la marca de los cuatro aros siempre ha buscado desarrollar los sistemas de manejo y control de sus vehículos con la mejor tecnología.

Desde los primeros tableros conformados por botones hasta la digitalización total de los sistemas de manejo y control, el fabricante siempre ha desarrollado evolución tecnológica.


La era analógica

En esta época, los controles se organizaban en torno al volante, las luces y limpiaparabrisas se controlaban desde el lado izquierdo, la calefacción o la radio quedaban a la derecha. Tal es el caso del Audi 100 de 1970.

Radio, predecesora del infotainment

Muchas cosas han evolucionado en Audi en los últimos 50 años, y una de las que lo ha hecho de forma más radical es el concepto de control y manejo del vehículo. Un buen ejemplo de ello es el Audi V8.

MMI: Audi Multi Media Interface

 En la década de los años 90 llegaron las pantallas digitales y los dispositivos GPS.

Por primera vez, estas pantallas permitían mostrar múltiples funciones en un área muy compacta.

Tras el MMI llegó una innovación revolucionaria: el MMI touch, el primer panel táctil que hacía posible la introducción de destinos de navegación o números de teléfono de forma segura y sin distracciones.

Audi virtual cockpit entra en escena 

En enero de 2014 Audi presentó su sistema de instrumentación completamente digital, el Audi virtual cockpit, en el CES de Las Vegas.

Digitalización total: pantallas táctiles con respuesta óptica 

En 2018 la cuarta generación del Audi A8 estrenó el concepto digitalizado.

El mando rotativo con touchpad de su predecesor dejaba paso al nuevo MMI touch response, con dos pantallas sensibles a la presión.

¿Un ordenador al mando?

La cuarta generación del Audi A8 también supuso la primera aplicación de la Inteligencia Artificial en un vehículo de producción.