En su estrategia para hacer su huella de carbono neutra, Audi está reorganizando su programa en el automovilismo deportivo.

Por ello, la participación en la Fórmula E y competiciones de carreras para clientes, serán el centro de la futura actividad de Audi en el automovilismo deportivo.

La marca cuenta con representación en la Fórmula E desde la competición en 2014.

Fuera de los circuitos, los planes de Audi contemplan que alrededor del 40% de sus ventas para 2025 correspondan a autos eléctricos e híbridos enchufables.