Poco a poco, los autos eléctricos se van abriendo camino en el mercado y seguramente serán los protagonistas de los siguientes años. Sin embargo, un punto débil es la infraestructura de recarga, ya que en algunos países está poco desarrollada. 

Foto: paulbr75 // Pixabay

Por suerte, empiezan a crearse soluciones como «Electric Avenue, W9», una calle de casi un kilómetro en el barrio de Westminster en Londres que cuenta con 24 puntos de carga para automóviles eléctricos e híbridos, proyecto creado por Siemens en colaboración con Ubitricity y el Ayuntamiento de Westminser.

Foto: Siemens

«A medida que se acerca la prohibición de los coches de gasolina y diésel, los municipios de Londres trabajan para mejorar la calidad del aire, estamos entusiasmados por haber completado nuestra primera avenida totalmente convertida», explicó Bernard Magee, Director de Ventas de Future Grid en Siemens. 

La realización del proyecto, tiene detrás una investigación realizada por Siemens, que mostró que más de un tercio de los conductores británicos planean comprar un vehículo híbrido o eléctrico como su siguiente coche y 2 de cada 5 personas, comentaron que la falta de puntos de carga, era lo que se los impedía hacerlo.

Foto: Siemens

Estos puntos se convierten en una solución idónea para aquellos residentes que no cuentan con garaje propio en el que poder instalar un punto de recarga.

Cllr Andrew Smith, Miembro del Gabinete del Consejo de la Ciudad de Westminster para Medio Ambiente y Carreteras, comentó que «en una ciudad que sufre de una de las peores contaminaciones del aire del país, necesitamos apoyar el cambio a la tecnología verde tanto como podamos».

Con acciones como esta se busca incentivar la compra de vehículos electrificados y conseguir tener un transporte más limpio y ecológico que ayude a reducir la contaminación en la ciudad.

Foto: Siemens