El coronavirus se fue extendiendo muy rápido, causando una pandemia y con ello una escasez de máscaras quirúrgicas.

Es por ello que para la próxima semana, GM espera entregar las primeras 20,000 máscaras a trabajadores que brindan atención médica en hospitales.

Para el proyecto, el equipo seleccionó la sala ISO Clase 8 en la planta de manufactura de GM en Warren. Se despejó un área de aproximadamente 2,900 metros cuadrados para acomodar las líneas de producción de las máscaras. Luego, se instalaron nuevas líneas de servicio eléctrico para alimentar los equipos de producción y las estaciones de ensamble.