Las marcas de automóviles están dejando de ser solo fabricantes de coches para convertirse en firmas de movilidad. Siguiendo esta tendencia, la marca británica Aston Martin ha anunciado que fabricará un submarino.

Para esto se unirá con la empresa Triton Submarines, para diseñar y producir el Project Neptune, un vehículo sumergible para cubrir distancias en las aguas más profundas. Será de dimensiones muy compactas, con motor eléctrico y pensado más bien para un uso recreativo.

Foto: Aston Martin

Desde el anuncio de la colaboración ambas empresas no han dejado de trabajar, volviendo un punto importante la hidrodinámica, el diseño, interior y exterior, ya que están conscientes que el submarino debe ofrecer grandes prestaciones, belleza, elegancia, todo esto sin dejar atrás la seguridad.

Ambas partes mencionan que lo más complicado ha sido resolver el interior porque, a diferencia de los autos en los que el ensamblaje se realiza con la carrocería abierta antes de colocar las puertas, en este caso se introducen las piezas por el hueco que deja la escotilla superior, por lo que complica un poco el proceso.

Foto: Aston Martin

Gracias a dos motores eléctricos que se encargan de mover dos hélices, el Project Neptune es capaz de sumergirse hasta 500 metros; está equipado con baterías de 30 kWh que otorgan una autonomía de 12 horas con carga completa; puede navegar a una velocidad de cinco nudos, casi 10 km/h.

El Neptune podrá llevar 2 pasajeros y un piloto, quienes tendrán una visibilidad de 360 grados. La empresa británica ofrecerá por medio de su programa Q by Aston Martin, diferentes opciones de personalización.

Foto: Aston Martin

No se sabe cuál será el número de producción prevista, pero creemos será muy limitada. Lo que sí sabemos es su precio, el cuál iniciará en los 3.3 millones de dólares.

Foto: Aston Martin

¿Estás dispuesto a romper el cochinito?