Todo indica que en un futuro no muy lejano se abrirá una nueva categoría de competencia Off Road en donde los autos participantes sean totalmente eléctricos, ya que Alejandro Agag y Gil de Ferran han fundado una nueva marca llamada Extreme E y dieron a conocer en el Festival de Goodwood su creación denominada Odyssey 21, una especie de SUV de altas prestaciones Off Road con 550 hp, que hace el 0 a 100 km/h en 4.5 segundos y capaz de subir pendientes de hasta 53 grados de inclinación.

¿Crees que pronto veremos esa clase de vehículos en competencias como la Baja 1,000 o el King of the Hammers? O posiblemente se organicen nuevas categorías y competencias.