El Audi S8 conjuga el carácter deportivo de su brutal V8 de 4 litros y 571 hp con sistema Mild Hybrid y tracción Quattro con el lujo y elegancia de su línea y el equipamiento de su espacioso interior y su sistema de infoentretenimiento.

 

 

El Sistema Mild Hybrid se encarga de auxiliar al motor de combustión cuando se requiere poder extra y se carga al ir en marcha de crucero y al frenar.

 

 

El S8 redefine los límites de la física tradicional, gracias a su sistema dinámico de dirección en las 4 ruedas. El sistema de diferencial activo transfiere torque en las ruedas traseras al tomar las curvas y los frenos pueden pedirse como opción con discos carbonocerámicos de 420 milímetros al frente y 370 en el eje trasero. Los discos son ventilados y los calipers delanteros son de 10 pistones.