Las obras de transformación de la planta de Zwickau continúan para convertirla en la planta de producción de autos eléctricos más grande de Europa y ya se fabricaron más de 200 vehículos de ore-producción del ID.3. Los primeros vehículos de producción del ID.3  saldrán de la línea de ensamblado a finales de 2019.

 

 

En la planta de Zwickau únicamente se construirán autos eléctricos a finales de 2020, hasta 1,500 por día para Volkswagen y otras marcas del grupo.

 

 

La planta de motores de Chemnitz también trabaja a plena capacidad de manera permanente. De acuerdo con el Pacto para el Futuro, se deben fabricar más de 900,000 motores al año. La capacidad se expandirá gradualmente para lograr esto. Thomas Ulbrich explicó: “Los motores TSI compactos de Chemnitz nos aportarán el dinero necesario para nuestra transformación a la movilidad eléctrica.