Si bien es cierto que Land Rover se ha caracterizado por fabricar vehículos por demás especiales y para afrontar una amplia diversidad de terrenos, ahora lo vuelve a hacer pero de una manera por demás emblemática.

 

 

Ya que Virgin Galactic está por iniciar sus viajes espaciales para “cualquier mortal” y con ello dar inicio al “turismo espacial”, Land Rover se suma a la celebración y saca una versión de Range Rover exclusiva para los futuros astronautas.

 

 

La edición “Astronauta” posee distintivos propios de la edición tanto en el interior como en el exterior, celebrando la experiencia de vida que significa ser uno de los afortunados tripulantes del programa espacial de Virgin Galactic.

 

 

En el interior, la edición “Astronauta” presenta una pieza artesanal del patín de aterrizaje delantero de la nave espacial que voló en la primer misión espacial de Virgin Spaceship Unit en diciembre de 2018. Parte de ese patín, que proporciona a la nave espacial un mecanismo de frenado altamente efectivo y liviano, ha sido restaurado con el propósito de formar dos discos dentro de los portavasos del Range Rover. Una de estas referencias es una cita que Richard Branson a menudo hace a sus compañeros Futuros Astronautas, “Nos vemos allá arriba”. Una vez que un Futuro Astronauta haya volado al espacio y se convierta en astronauta, esto se intercambiará con parte del patín de madera del vuelo espacial de ese cliente, inscrito personalmente con los detalles específicos de una experiencia única en la vida.

El color del Range Rover también es único para la edición, es un azul Pero Gravity y está inspirado en la profundidad e intensidad del cielo nocturno.

El diseño de los grupos ópticos de iluminación presenta la silueta del SpaceShipTwo de Virgin Galactic, mientras que unos emblemas de la  edición “Astronaut” van colocadas en el portón trasero y en los costados del auto.