Mack Trucks presentó un prototipo de camión de recolección de desechos totalmente eléctrico, que planean ponerlo en servicio en Nueva York para el 2020.

 

 

Al ser totalmente eléctrico, ofrece una gran serie de ventajas sobre las versiones que utilizan combustibles fósiles, ya que no emite ningún tipo de producto residual, su mantenimiento es más económico y como no genera ruido, puede utilizarse inclusive por las noches.

 

 

El Mack LR BEV usa dos motores de 130kW que generan 496 hp y 4,051 lb.pie de torque.

En cuanto a la recarga de las baterías, no sería mayor problema, pues se pueden instalar cargadores rápidos en las centrales del departamento de limpieza de la ciudad.

 

 

Al ser un vehículo totalmente eléctrico, el fabricante decidió montar el símbolo de la marca en color dorado, para identificarse de los demás modelos.