Ford invierte 500 millones de dólares en Rivian, la marca independiente, recientemente fundada y que ha dado mucho de qué hablar, desde que en el Auto Show de Nueva York exhibió sus modelos de SUVs.

 

De hecho, Ford no es la primer marca “grande” en interesarse en invertir en Rivian, ya General Motors trató de convencerlos de “compartirles sus secretos”, más todo indica que no se llegó a nada, pero Amazon invirtió 700 millones de dólares. Poco se sabe qué rumbo tomará esa negociación. ¿Se tratará de montar toda una flotilla de transportes de carga con la más reciente tecnología eléctrica? No olvidemos que Rivian presume que sus desarrollos pueden ofrecer nivel 4 y hasta 5 de auto pilotaje (autonomía).

 

 

Ahora es Ford quien llega a tocar las puertas de Rivian, pero, ¿Con qué propósito? muy posiblemente para utilizar su plataforma totalmente eléctrica en futuros modelos propios, pudiendo ser en un inicio, la pick up F-150 o hasta varios modelos de la línea “F”, o sea, transportes de trabajo pesado. Claro, con el inmenso e inmediato torque que provee la tecnología eléctrica, sería “ideal”.

 

Nos interesa mucho saber tu opinión acerca de la incorporación de tecnologías eléctricas en los autos de un futuro casi inmediato.