Todos estamos esperando con gran ánimo la llegada de la nueva generación del Chevrolet Corvette, denominada C8. Será el 18 de julio de 2019 el tan esperado día en que GM lo sacará a la luz pública, siendo hasta ahora, puras especulaciones lo que se habla del modelo.

 

 

Ya en fechas pasadas han exhibido en las calles de Nueva York un prototipo que pensamos es muy cercano al diseño final, pero lo han rodado totalmente camuflajeado y hasta con la fecha de la presentación impresa en sus costados.

Todo indica que este modelo montará su motor justo en la parte intermedia entre el habitáculo de pasajeros y el eje trasero, cambiando por completo la configuración hasta ahora comercializada.

 

 

Pero con base a recientes comunicados por parte del fabricante, nos ponen a pensar que ambas generaciones (la actual C7 y la entrante C8) estarán disponibles para sus afortunados clientes y admiradores, ya que GM ha hecho público que contratará a un número superior a los 400 empleados, precisamente para la planta dedicada a armar el Corvette.

 

 

Y la pregunta que nos surge es: ¿Cuál de las dos propuestas será mejor en cuanto a comportamiento dinámico? ¿La actual de motor delantero y tracción trasera? ¿O la que está por llegar, con motor central trasero y tracción trasera?

¿Tú cuál prefieres?