En la búsqueda de crear mejores y más eficientes vehículos autónomos, las armadoras se encuentran en proceso de adecuar sus instalaciones. Por su parte, el gigante tecnológico Google, a través de su filial Waymo, construirá una fábrica exclusiva para producir en serie este tipo de autos. 

 

 

La empresa ha elegido Detroit para ubicar su nueva planta que de acuerdo Alexis Georgeson, portavoz de Waymo, ha indicado que la compañía planea contratar hasta 400 personas para trabajar en la fábrica, incluidos ingenieros, expertos en operaciones y coordinadores de flotas y se define como la primera del mundo 100 por ciento dedicada a la fabricación en serie de este tipo de vehículos.

 

Esto es importante porque hasta ahora, la mayoría de proyectos, incluidos los de Waymo, se han dedicado a modificar coches ya existentes. En el caso de Waymo, utiliza modelos de Chrysler y recientemente de Jaguar, a los que les añade la tecnología necesaria, incluyendo sensores y sistemas informáticos.

 

 

El plan consiste en invertir alrededor de 13 millones de dólares en implementar cambios en una fábrica ya existente en la zona, abrir la planta a mediados de este año y contará con un subsidio gubernamental, que de hecho ya fue aprobado por el Michigan Strategic Fun Board.

 

 

 

Los planes originales son fabricar vehículos autónomos de nivel 4 (L4), que es el nivel en el que al vehículo puede transitar sin la intervención de un conductor humano, pero no en todas las condiciones del tránsito.

 

 

Waymo necesita esta producción de coches autónomos no solo para las pruebas, sino para sus futuros servicios.